Expertos del periodismo debaten sobre: “Libertad de prensa, democracia y construcción de ciudadanía”

SANTO DOMINGO. -Varios expertos de la comunicación criticaron los altos niveles de concentración de los medios de comunicación en pocas manos y como ponen en peligro la participación democrática y las libertades, evidenciando el llamado “entramado de intereses” y la falta de control político por parte del Estado.

Durante un debate de “análisis de coyuntura” que se llevó a cabo en el Centro Bonó, y que forma parte de una serie de actividades dirigidas a crear conciencia sobre la concentración de los principales medios, las fusiones de los grupos económicos y el peligro para la democracia y la gobernabilidad, los conferencistas explicaron la forma como se ha ido conformando todo un sistema de comunicación y fabricación de ideología para imponer una “dictadura de información” y desinformación.

Riamny Méndez, quien fue la primera expositora, citando varias fuentes y al destacado periodista y catedrático universitario Adalberto Grullón, señaló que “el 98% de los medios de comunicación son propiedad privada y el 2% estatal y/o religioso. Pero esos medios se concentran en pocas manos. El principal emporio de medios dominicanos es el Grupo Corripio, dueño o con acciones mayoritarias en cuatro de los ocho diarios impresos, tres de los principales canales de televisión y dos empresas de radio”, este solo hecho resulta preocupante y perturbador.

Méndez, junto a Panky Corcino, Adalberto Grullón y Namphis Rodríguez, coincidieron en que los medios de comunicación se han convertido en un instrumento de manipulación total de la población, mecanismo de presión, controlados por monopolios, cuyos propietarios forman parte del estrecho círculo de poder nacional y de grupos económicos foráneos.

“Hemos llegado a la conclusión de que el sistema, el poder, esta completamente controlado por ese circulo del que participan los principales intereses económicos, muchos transnacionalizados, manejan a discreción los diferentes aparatos del poder, incluyendo a los partidos políticos significativos, los propios medios de comunicación, las grandes estructuras sindicales y otros espacios de potencial expresión de la sociedad civil, las cuales están estratégicamente controladas”, indicaron.

Otros temas debatidos en lo que llamaron “Análisis de Coyuntura”, fueron, los nuevos medios y democratización de la información, brecha digital, concentración regional y en República Dominicana, derecho a la información, los debates realizados en la región, periodismo de investigación, la publicidad y retos del periodismo.

Tanto Méndez como Corcino explicaron, al referirse a los nuevos medios y la democratización de la información que “A diferencia de lo que ocurría en el pasado, con el auge de las redes sociales y otras plataformas digitales, los medios tradicionales no tienen el control absoluto de la información…O será que, a pesar de todo, siguen en control y los pequeños destellos de pluralidad, independencia o disidencia son absorbidos en un ambiente de saturación informativa, mientras las elites tienen la sartén por el mango?

De su lado, el periodista y catedrático universitario, Adalberto Grullón, fue enfático y reiterativo al referirse a las condiciones laborales en los medios de comunicación de una gran parte de periodista y la “autocensura” por el hecho de que al mismo tiempo trabajan para alguna institución estatal devengando un salario tres veces mayor que el que le paga su medio.

“Imagínense ustedes, los periodistas dominicanos devengan en promedio veintiséis mil pesos (RD$26,000) en los medios donde laboran, pero ocurre, que desde el gobierno les pagan entre cuarenta y cincuenta mil pesos, muchas veces para publicar desde su casa, van ellos a cuestionar el sistema imperante, se van a suicidar, no, nunca, jamás, eso se llama autocensura, y a eso hay que “cogerle miedo” en este país, dijo Grullón.

Por esa y otras razones, dijo, que los dominicanos tienen que buscar la forma de enterarse de los cambios de lo que ocurre en la economía del país y su impacto en los trabajadores y las trabajadoras a través de los medios nacionales y que tanto influye la propiedad de esos medios en los sesgos informativos.

De su lado Namphis Rodríguez, relato la importancia de conocer la ley y crear medios libres para poder exigir el cumplimiento de los derechos de la gente y dijo que, aunque hay algunos esfuerzos, no han surgido todavía medios alternativos de gran alcance que contrarresten el poder de grandes medios.