Impactantes predicciones para el 2019 que tendría consecuencias para todos

Por Mary Sibilio/Redactadora de LVD
Una cumplida del 2018 fue la fuerte caída del bitcóin, después de un gran aumento y la elevada volatilidad.
El banco danés de inversiones Saxo Bank ha publicado este 4 de diciembre en su sitio web una lista de sus ‘Outrageous Predictions’ (impactantes predicciones) para el año que viene. El informe, que lleva publicándose desde hace 16 años, señala que no debe ser percibido como un pronóstico oficial del mercado. Al mismo tiempo, subraya que aunque se trata de unos eventos improbables, no son totalmente imposibles y en caso de que sucedan (un 10% de probabilidades) tendrán graves consecuencias para todo el mundo.
Cabe mencionar que algunas de las “impactantes predicciones” del banco para el 2018 se han hecho realidad: la fuerte caída del bitcóin, después de un gran aumento y la elevada volatilidad.
Impuesto mundial sobre el transporte
En el 2019 ya se podría introducir un nuevo impuesto mundial sobre el transporte (GTT, por sus siglas en inglés) que estará vinculado a las emisiones de CO2: 50 dólares de impuesto por 1 tonelada de emisiones. Como consecuencia, los precios de las tarifas aéreas y del transporte marítimo aumentarán, lo que, a su vez, conducirá a una subida del nivel general de precios.

 

Manchas solares por 2 billones de dólares
El próximo año, en el marco del 25º ciclo de actividad solar, el hemisferio occidental de la Tierra será afectado por una fuerte tormenta solar. La mayoría de los satélites que estén sobre ese lado del planeta serán destruidos, provocando un caos inimaginable en el sector del transporte dependiente del GPS y en la infraestructura eléctrica.

 

 

Apple comprará Tesla
El gigante informático Apple adquirirá al fabricante de vehículos eléctricos Tesla Inc. —que actualmente carece de financiamiento— con una prima del 40%, a un precio de 520 dólares por acción, y a través de esta transacción penetrará en la industria automotriz mucho más profundamente de lo que permite su actual ‘software’ Apple CarPlay.
Los expertos indican que esta transacción tiene sentido para un mayor desarrollo de Apple, cuyas reservas de efectivo ya han alcanzado los 237.000 millones de dólares. Por otro lado, la compra ampliará las capacidades de Tesla, permitiéndole construir nuevas plantas en China y Europa y convertirse en el líder de la industria automotriz actualizada.

 

 

¡Despedido!
El presidente de EE.UU., Donald Trump, destituirá al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. En diciembre del 2018, la Fed elevará nuevamente la tasa básica de interés, que será la última gota que colmará la paciencia de Trump y afectará a la economía de EE.UU. Como parte de este escenario hipotético, el crecimiento del PIB de EE.UU. se reducirá drásticamente (quizás incluso sufrirá una caída), y el mercado de valores comenzará a caer en el primer trimestre del próximo año.
Para el verano, las acciones caerán en picado y la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro de EE.UU. se invertirá por completo. Luego de esto Trump cesará a Powell y nombrará a Neil Kashkari, el presidente de la Reserva Federal de Minneapolis (EE.UU.), como su sustituto.
El mundo va a renunciar al PIB
El FMI y el Banco Mundial anunciarán su intención de dejar de medir el PIB y centrarse en la productividad laboral. Justificarán esta decisión diciendo que el PIB no refleja el impacto real en la economía de los servicios de alta tecnología de bajo costo y los problemas ambientales, como en la India y China.
Al mismo tiempo, la productividad laboral puede considerarse el factor más importante que determina el cambio en el nivel de vida a lo largo del tiempo. Si un país busca mejorar el bienestar y mejorar la salud de sus ciudadanos, necesita aumentar la productividad laboral.
Australia nacionalizará bancos
Australia es el único país que logró evitar el colapso de bienes raíces durante la crisis mundial del 2008, pero en el 2019 el país sufrirá una verdadera catástrofe, causada principalmente por una fuerte caída en las tasas de crecimiento de los préstamos, predice Saxo Bank.
Por primera vez en 27 años, el país entrará en un período de recesión económica, que, junto con otras consecuencias, conducirá a una fuerte reducción en la inversión en vivienda. Un aumento significativo en la proporción de préstamos incobrables reducirá la rentabilidad y ganancias bancarias. Sus pérdidas serán tan grandes que las entidades no podrán cubrirlas por sí mismas y, de hecho, serán nacionalizadas.