Mis problemas con Spotify

 

Por Jimmy Coste Yost

SANTO DOMINGO.-El Portal de Música en línea, Spotify, sin duda ha revolucionado la forma en que manejamos la música que escuchamos. Es muy raro ver personas haciendo backups digitales de Discos Compactos para pasarlos a sus dispositivos del multimedia, como el iPod o un Zune, o a sus Smartphones.

Cuando hace muy poco era muy común descargar Mp3s para transferirlos a los mismos dispositivos, ya se ha vuelto casi impensable. Spotify es genial en la forma que organiza la música de acuerdo a estados de ánimo o actividades de la vida diaria.

Desde su lanzamiento en el año 2006 han hecho un trabajo increíble. Por eso es que cuentan con más de 75 millones de usuarios. Algo a destacar es que de esos más de 75 millones de usuarios (son aún muchos más pero no tengo el dato oficial aún), más de 20 millones están pagando la suscripción. Así que la cantidad de usuarios que lo usan de forma gratuita son cerca de un 75%.

En pocas palabras, una inmensa mayoría. Así que lo que vamos a decir es sumamente importante. Lo que sea que suceda con los usuarios gratuitos de Spotify pueden colocarlos aun más en la gloria, en la cúspide, o los pueden destruir irreversiblemente. ¿Cuáles son los problemas que podemos tener con Spotify? Tácitamente, en el entorno gratuito, la publicidad. Vamos a explicarlo.

No estamos en desacuerdo con la publicidad. Este negocio tiene que sostenerse, y en base solo al pago de las suscripciones no es suficiente. Pero hay dos cosas que no agradan a sus usuarios en la forma en que se manejan.

Lo primero que no agrada de Spotify y sus anuncios es algunos tipos de ads. Muchos usuarios de Spotify lo usan al conducir. Como la versión gratuita reproduce en modo aleatorio está fenomenal, pues da la sensación de estar escuchando una estación de radio, pero con las canciones que nos gustan. El problema es que algunos anuncios no se limitan al simple audio y una imagen. Algunos tienen vídeo lo cual puede distraer la vista del frente a algún conductor inadvertidamente, y ocasionar un accidente. Incluso se ha dado el caso de anuncios publicitarios en vídeo de un videojuego de estrategia para smartphones que no tiene audio más que los sonidos de disparos y destrucciones, lo cual obliga a mirar la pantalla a ver que está pasando. Este anuncio en Instagram está muy bien, pero en Spotify, mientras se conduce, no es muy ventajoso. Creo puede rodearse la forma de determinar cuando se conduce o no, que ya los teléfonos lo hacen, y así colocar anuncios que no vayan a afectar la disponibilidad visual del conductor.

Un segundo problema con Spotify son los anuncios por región. Vamos a explicarlo también.

Spotify conoce cual es el historial de un usuario, y ellos admiten que usan esta información personal para brindarle un mejor servicio y bla bla bla. Lo hemos visto funcionar, pues cuando sugieren canciones, lo hacen de acuerdo al playlist que haya creado o este siguiendo. Por lo que nos preguntamos…. ¿No se da cuenta Spotify que no le gusta la música Urbana a ese usuario? Para que ponerle en publicidad o sugerirle canciones que no sólo tienen nada que ver con sus gustos musicales, o que además siempre es música Urbana.

Es posible que rara vez ese usuario escucha algún anuncio o sugerencia musical con algún ritmo latino, y conste que no hemos escuchado ningún track de un tipo o de otro. Por favor no pongan más publicidad de «Trap Latino». El hecho de que seamos latinos y nuestros IPs correspondan con esta región no significa que le guste ciertos tipos de música o que vaya incitado a hacerlo.

Finalmente, por mi parte, estoy muy contento usando Spotify, aplicación la cual he corrido en múltiples plataformas, incluyendo Linux, Windows Phone, Android, y Web, y también he sido suscriptor hace algún tiempo ya. Definitivamente la versión gratuita funciona de maravilla, y la he venido disfrutando hace varios meses. Espero que tomen estos comentarios en cuenta. Y si es tu caso también, por favor comparte este articulo con otros usuarios y déjanos saber tus impresiones de esta aplicación.

 

Nota del Editor: Los artículos de opinión publicados en LVD son de absoluta responsabilidad de sus autores. Necesariamente LVD no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos.