Un forcejeo causó la caída de la joven Rumana Andreea Celea

Mary Sibilio
SANTO DOMINGO. El Tribunal de Atención Permanente aplazó para este miércoles, a las 10:30 de la mañana, el conocimiento de la medida de coerción contra Gabriel Villanueva, quien está detenido por la muerte de la joven rumana Andreea Celea, de 21 años. Celea presuntamente cayó al vacío desde uno de los pisos de un hotel del sector Bella Vista el pasado sábado.
Luego de cometer el asesinato el imputado Gabriel Villanueva abandonó el hotel mientras todos los miembros de seguridad corrían a socorrer a la víctima, puesto que un seguridad había escuchado el estruendo que ocasionó el impacto del cuerpo de la víctima en la terraza que está en la parte frontal de hotel, y había encontrado a Andreea agonizando en el suelo, siendo esta trasladada por el Sistema de Emergencias 911 al Centro Médico Real donde murió minutos después”, indicó el documento de la Fiscalía.
El expediente añade que 15 minutos después Gabriel abandonó rápidamente el hotel en un taxi conducido por el señor Narciso Capellán, quien es una persona de confianza de su madre y donde también iba a bordo otra empleada de la señora.
La acusación de la Fiscalía señala que Andreea y Gabriel se quedarían hospedados durante tres noches para celebrar el cumpleaños del imputado.
“En el transcurso de 45 minutos en los que estuvieron hospedados en la habitación, el imputado bajó varias veces al Lobby del hotel en búsqueda de un encendedor o fósforo para fumarse un cigarrillo de un vegetal presumiblemente marihuana”, dice el expediente.
Plantea que posteriormente tanto la mujer como el acusado fueron al parqueo a buscar algunos objetos al vehículo tipo Jeep, marca Kía, propiedad del imputado, y en el que habían llegado al hotel, pero al entrar nueva vez se percataron de que la llave se les había quedado en la habitación, y es por eso que fueron a recepción y solicitaron una copia.
La familia de la mujer dijo en un comunicado que había una orden de alejamiento en contra del ahora apresado Gabriel Villanueva, por “los actos de violencia y los abusos verbales” a los que supuestamente sometía a la joven. “Confiamos en la Policía Nacional y en el Ministerio Público de que se haga justicia en este tema, esto no nos devolverá a Andreea, pero asentará un tan necesitado ejemplo”.