Venezuela afianza su proceso democrático con Juramentación del Presidente Nicolás Maduro 2019-2025. Otra derrota para EEUU y los maduro fóbicos

 Por Ricardo Rojas Vicioso/Prensa Única RD

Detrás de ataques a Venezuela pretenden encubrir numerosos problemas regionales y mundiales  en países

VENEZUELA.-Ni sanciones, ni huelgas, ni las amenazas de invasión detiene el valor del pueblo venezolano, pero mucho menos al presidente Nicolás Maduro, que fue reelegido por el voto mayoritario de los ciudadanos de Venezuela.

Tal parece que los enemigos de Venezuela subestimaron el valor y la determinación, que tiene el gobierno que encabeza el presidente Nicolás Maduro hoy asume un nuevo mandato constitucional 2019-2025.

Mientras el chavismo está de fiesta, la madurofobia y chávez fobia, llora, el fracaso, y los reiterados intentos de desestabilizar, y derrocar, el gobierno de Nicolás Maduro.

Pienso que ya es tiempo de darle un descanso y respetar la decisión del pueblo venezolano que, ya desde hace tiempo optó por  un régimen que con sus luces y sus sombras es con el que ellos se sienten cómodos.

Pero además, también reconocer el valor y la fortaleza, que a pesar de los feroces ataques de Estados Unidos, bloqueos, sanciones y una persecución constantes, que casi toca lo irracional, ha podido mantenerse como un extraordinario buque navegando, venciendo las embravecidas aguas, olas, y los vientos huracanados.

Es muy lamentable como tanto el presidente Donald Trump y sus funcionarios, mantiene un abusivo e injusto ataque permanente, a un pueblo que por el simple hecho de no preferir la democracia que ellos ofrecen y que nadie ya le tiene confianza, desarrolla campañas mundiales contra Venezuela y sus gobierno.

 Sin embargo lo más penoso dramático y vergonzoso, es como países latinoamericanos, también se prestan para hacerle el juego a Estados Unidos, muchos países que nunca Venezuela ni su gobierno  ha tocado, pero mucho menos les ha  afectado sus interés ni territorio.

Es un cuadro patético y de humillación ver a Colombia, Argentina, Brasil, Chile, Honduras y otros países arrodillarse ante los deseos desquiciados de Estados Unidos en su afán de destruir un régimen como el de Maduro, someter a su pueblo al castigo del hambre y la miseria, con el único fin de obligarlos a destruir su tranquilidad y la paz,  romper su orgullo y dignidad  Para saciar su estómago.

La derecha por la que Estados Unidos aboga y desea vehemente se instaure en Venezuela, en vez del chavismo de izquierda que impera, fracasó y es la razón de que el coronel Hugo Chávez Frías haya ascendido al poder, donde permaneció hasta su lamentable muerte, sin embargo su legado aun continúa vigente en Venezuela.

Existe una confusión y creo que una idiotez de los países que no aceptan, ni el chavismo ni a Maduro por mantener la misma línea de su antecesor y mentor, además de los Estados Unidos, considerables países se quieren montar en el mismo tren, para hacerse los payasos graciosos con los norteamericanos, pero deben entender que el destino de Venezuela, fueron los venezolanos que los decidieron y eligieron.

Nadie más puede estar de injerencista, opinando y queriendo imponer nada en Venezuela, como nadie le impone a los Estados Unidos, ni a Colombia, a pesar de ser los principales países responsables de la proliferación del narcotráfico y sus delitos conexos por toda la región.

Nadie cuestiona a los Estados Unidos por ser el mayor consumidor de drogas, y el motor principal, junto a Europa, de la fabricación desde Colombia de la cocaína, cuya producción tiene como destino principal las narices norteamericana y la Unión Europea.

Tampoco veo a nadie cuestionando a Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Arabia Saudita e Israel, por la enorme destrucción y asesinatos, y campañas de bombardeos en Siria, solo con el interés de destruir el gobierno y apoderarse de sus riquezas energéticas.

 Sin embargo aunque esos problemas son más peligrosos y causa más muerte en la región y el mundo, que el problema de Venezuela, no veo grupos de países hablando sobre el particular, a pesar de que sus naciones están sufriendo en carne propia las consecuencias del consumo y el narcotráfico, aguanta callados.

No veo a nadie atacando a los Estados Unidos ni a Colombia por la destrucción de la vida de cientos de miles de jóvenes, que suman millones en la región, pero además el estancamiento en barrios y poblaciones donde nadie, ya quiere estudiar, solo consumir, vender o ser sicarios.

Un día tendrán que sentarse en el banquillo de los acusados, para responder, por las muerte y la destrucción de la sociedades, que van en un acelerado camino de degeneración destructiva.

En tal sentido pienso que si en la región, se debería organizar ataques, y campañas, debería ser precisamente al capitalismo norteamericanos que es además del motor principal del narcotráfico, también de un consumismo desquiciados e irracional, que lleva a muchas personas a caer en las comisión de delitos.

Pero la sin razón de Estados Unidos va tan lejos que en ocasiones funcionarios se han atrevido acusar a Venezuela de narco estado, y además terroristas, lo que si lo examinamos a simple vista, es una mentira que nos ofende, ya que evidencia que desde ese punto nos ven como retrasados inútiles, tontos útiles, sin la capacidad de analizar racionalmente, y creer lo que ellos que se piensan los genios del mundo dicen, y aceptarlo como una verdad, pues les dio que “no”

Cuando ese grupo de países y gobierno latinoamericanos, sin carácter, y  serviles, dejen de tener como prioridad hacerse los payasos graciosos de los Estados Unidos, los bufones regionales, sólo así podrán ver la realidad no solo de sus países, también los de Latinoamérica.

Finalmente, de lo que se trata es de que Venezuela y su Chavismo, y principalmente su Bolivarismo, que viene precisamente del pensamiento libertador de Simón Bolívar, que soñaba con una integración de todos los países latinoamericanos contra los países anglosajones, que convertiría el Caribe, Centro y Suramérica en una gran potencia, que no tendría necesidad de humillarse ni ser servil a los Estados Unidos, y es lo que los norteamericanos no quieren que pase, y mantiene una feroz campaña de disociación usando Venezuela, Cuba y Nicaragua como argumentos y base de sus campañas de mentiras.

Venezuela no necesita ataques necesita ayuda, la cooperación de los países regionales, y sentarse en una mesa pero no a querer imponer como quiere Estados Unidos, nadie le puede imponer a un gobierno legítimo y democrático aunque no les guste es una nación libre y soberana a la que todos deben respetar, incluyendo Estados Unidos, recordar que “el respeto al derecho ajeno es la paz” Benito Juárez.

Además, recordar que todo el petróleo y otras riquezas que se encuentran en el territorio Venezolano, es propiedad de los venezolanos, y ni países, y menos potencias pueden pretender apoderase de él por la fuerza, creando ríos de sangre.

Le deseamos a Venezuela y su gobierno éxitos, ya que es el éxito del pueblo en este nuevo mandato.

Y los países regionales en Especial los Estados Unidos, que retome la sensatez y la tolerancia, recordar que Venezuela, no es una estrella que se cayó de la bandera norteamericana, no les  pertenece.

Venezuela no está sola, en el mundo, tiene numerosos países que le apoyan, aunque Estados Unidos les tiene una gran presión, y han logrado reclutar países como enemigos para desacreditarla, y tratar de dañarla

Durante su juramentación el Jefe de Estado expresó:  “No daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, lucharé en defensa de la Constitución, la soberanía y la felicidad. Lo juro por el pueblo, por nuestros antepasados, por el legado de Bolívar, del Ejército Libertador, por Chávez, por Dios y por mi vida. ¡Cumpliré!”. Nicolas Maduro